VARIACIONES DE LONGITUD DE CICLO Y ESTABILIDAD DE LA FIBRILACIÓN VENTRICULAR BAJO DIVERSAS CONDICIONES CLÍNICO-FARMACOLÓGICAS DETECTADAS A TRAVÉS DE UN DESFIBRILADOR AUTOMÁTICO IMPLANTABLE.

Autor: Toquero Ramos Jorge
Año: 2003
Universidad: AUTONOMA DE MADRID
Centro de realización: HOSPITAL UNIVERSITARIO PUERTA DE HIERRO
Centro de lectura: Facultad de Medicina
Director: Alonso Pulpón Luis
Tribunal: Cuervas Mons Valentín , Burgos Lázaro Raúl , Brugada Tarradellas Josep , Alzueta Rodríguez Javier , Segovia Cubero Javier
Resumen de la tesis

INTRODUCCIÓN: La Fibrilación Ventricular (FV) constituye la arritmia clínica de probable mayor relevancia clínica, por ser el ritmo documentado en la mayoría de pacientes que sufren una muerte súbita. Son muchos los trabajos experimentales realizados, pero muy pocos los que intentan aproximarse a la situación clínica real, esto es, el paciente portador de un desfibrilador automático implantable (DAI) y cómo éste detecta y trata la FV. OBJETIVOS: Analizar los cambios en la frecuencia cardiaca (FC) de la FV y su estabilidad (E) tal y como son detectados por un DAI, en diferentes situaciones clínicas (situación basal vs isquemia) y farmacológicas (Amiodarona vs Diltiazem). Valorar la posible correlación de variables clínicas y analíticas con dichas variaciones, así como la interacción entre las variables analizadas, la fase de análisis y el tratamiento recibido. Determinar el número de descargas necesarias en cada fase para restaurar el ritmo sinusal (RS). MATERIAL Y MÉTODOS: Se diseñó un estudio experimental con un total de 31 experiencias en cerdos de la raza Landrace Large-White, sometidos a anestesia general. Se implantó el electrodo de desfibrilación a través de la vena yugular interna hasta ápex de ventrículo derecho y el generador del DAI entre pericardio y pulmón izquierdo, donde se obtuvieron los mejores registros y umbrales de desfibrilación. Se establecieron tres fases de análisis: basal, tras infusión de fármaco antiarrítmico (FAA: Amiodarona 5mg/kg (N:26) o Diltiazem 0,25mg/kg (N:5), con un diseño secuencial no aleatorizado) y tras isquemia (mediante ligadura de la arteria descendente anterior). Se realizaron determinaciones de sodio, cloro, potasio, magnesio, pH, pO2, pCO2, presión arterial, FC, amplitud de la onda R, impedancia y umbral ventricular en cada una de las fases. Los datos relativos a FC de la FV y su estabilidad fueron obtenidos directamente de los parámetros almacenados por el DAI, con comprobación en tiempo real y posteriormente, tras su impresión en papel, de su fiabilidad. El análisis estadístico se realizó mediante el programa SPSS v.11.0.1. Las comparaciones entre dos conjuntos de datos se realizaron mediante la t de Student para datos apareados y datos independientes. Las diferencias de variables cualitativas se analizaron mediante comparación de proporciones por el test de Chi2 y Chi2 corregido por Yates. El análisis de asociación entre variables cuantitativas se realizó mediante un estudio de correlación y regresión lineal simple. Posteriormente se llevó a cabo un análisis de regresión múltiple por el método de regresión paso a paso. Análisis de varianza de medidas repetidas para controlar el efecto del tiempo, del tratamiento y de la interacción entre ambos. Se aceptaron valores de significación inferiores a 0,05 con test a dos colas. RESULTADOS: El peso medio del animal fue de 18 kg (12-50) y de 106 g (62-262) para el corazón, sin diferencias significativas entre los dos grupos de tratamiento. En el grupo Amiodarona murieron 4 animales entre la fase basal y la farmacológica, y uno más entre esta y la fase de isquemia. No hubo ninguna pérdida en el grupo Ditiazem. El número de choques necesarios para restaurar ritmo sinusal fué similar en las tres fases (6,4 en basal, 6,3 tras FAA y 6,6 tras isquemia; p: NS), tanto en el grupo globalmente analizado como al segemntar el análisis en función del tratamiento recibido. En el grupo tratado con Amiodarona se evidenció una aceleración de la FV tras FAA (p:0,05) para enlentecerse nuevamente tras asociar isquemia (p:0,05). Asimismo, tendencia no significativa a una mayor estabilidad tras FAA, que pasó a hacerse significativa tras asociar isquemia (p:0,046). En el grupo tratado con Ditiazem se evidenció una tendencia hacia la acelaración de la FV tras hacerse significativa tras FAA (p:NS), que pasó a ser significativa tras isquemia (p:0,029). Asimismo, tendencia no significativa hacia una mayor estabilidad a lo largo de las dos fases. El peso medio del animal (R:0,61) y el peso del corazón (R:0,60)se correlacionaron con la longitud de ciclo de la FV tras la administración de FAA, sugiriendo quee a mayor peso, menor aceleración de la FV. En el análisis de regresión múltiple por el método de regresión paso a paso no se evidenció asociación entre ninguna de las variables clínicas o analíticas determinadas y los cambios evidenciados. Tampoco evidenciamos interacción significativa entre ninguna de las variables basales analizadas, su evolución temporal y el FAA recibido. CONCLUSIONES: El número de choques necesarios para restaurar el ritmo sinusal fué similar en las tres situaciones analizadas (basal, tras FAA y tras isquemia). A mayor peso del animal, menor es la aceleración de la FV tras amiodarona, probablemente en relación con el volumen de distribución de la amiodarona en función de la superficie corporal. La FC de la FV determinada por el DAI evidenció un aumento significativo entre la fase basal y la inducción de isquemia, de forma paralela en los dos grupos de tratamiento. Sin embargo, la evolución fué divergente al añadir la isquemia (en el grupo de Amiodarona la FV se lentificó, acercándose nuevamente a valores basales, mientras que en el grupo Ditiazem la evolución progresó hacia FC mayores). Dado que la desfibrilación eficaz se asocia con las frecuencias mayores de la FV, siendo ésta más probable en los momentos iniciales de la FV, el mantenimiento o potenciación de FC más altas por parte del Ditiazem podría favorecer un mayor éxito de la desfibrilación, inclusive con intervalos más largos desde el establecimiento de la FV hasta el inicio de las maniobras de resucitación. Tal vez el Ditiazem podría tener un papel en la desfibrilación eficaz de la FV refractaria a tratamiento, así como su posible uso profiláctico en pacientes portadores de DAI.
Materias relacionadas