VARIACIÓN ESPACIO-TEMPORAL DE EMISIÓN DE 222RN EN UNA ZONA VOLCÁNICA ACTIVA: TENERIFE (ISLAS CANARIAS)

Autor: MARTIN LUIS M. CANDELARIA
Año: 1998
Universidad: LA LAGUNA
Centro de realización: UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA
Centro de lectura: QUIMICA
Director: NUEZ PESTANA JULIO DE LA
Tribunal: COELLO ARMENTA JUAN , STEINITZ GIDEON , CARRACEDO GOMEZ JUAN CARLOS , SOLER JAVALOYES VICENTE , QUESADA ALVAREZ Mª LUISA
Resumen de la tesis

En Tenerife han sido detectadas amplias zonas con intensas anomalías en radón(>1000pCi/1), cuya distribución parecer estar relacionada con la estructura volcano-tectónica de la isla y con manifestaciones de actividad volcánica residual. Estas anomalias, para las cuales no se ha posido determinar con seguridad un origen o roca fuente, han sido delimitadas tanto en superficie como en el subsuelo. La expresión superficial de dichas anomalías ocupa algunas áreas del interior de la Caldera de Las Cañadas(p.e. En la zona de fumarolas del Teide y base de la pared de la Caldera), y más ampliamente, el exterior de la misma, cubriendo una superficie total de unos 4 km2, con una distribución grosso modo concéntrica con el borde de pared. En el subsuelo(galerías) las anomalías son de mayor extensión e intensidad que en superficie. El incremento del nivel de radón se produce en zonas de intensa fracturación e inyección filoniana(dorsales) y en áreas con emisiones de CO2, coincidentes a su vez con las zonas de vulcanismo reciente. El estudio de la variación temporal de los niveles de radón realizado durante unos 3 años, con resoluciones de 1 mes a 2-4 días, muestra fluctuaciones de largo(anuales) y corto periodo(meses o dís). A éstas últimas se les ha denominado "eventos". En las variaciones de largo periodo(años) se observan distintos tipos de comportamiento o pautas, tanto en superficie como en el subsuelo, algunas de las cuales parecen estar condiciones por variaciones atmosféricas. En las fluctuaciones de corto periodo, la coincidencia de eventos en la emisión del gas, en ocasiones en más del 50% de las estaciones, sin relación con variables atmosféricas, sugieren que dichas fluctuaciones pueden ser debidas a procesos de origen interno. El estado actual de conocimientos parece indicar que el radón es transportado desde zonas profundas, y que su transporte está regulado por procesos geofisicos posiblemente relacionados con la actividad volcánica latente de la isla.
Materias relacionadas