VALIDEZ Y UTILIDAD CLÍNICA DEL RETINÓGRAFO NO MIDRIÁTICO PARA EL DIAGNÓSTICO DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA EN LA PRÁCTICA MÉDICA

Autor: BAEZA DIAZ MANUEL VICENTE
Año: 2002
Universidad: MIGUEL HERNANDEZ
Centro de realización: FACULTAD DE MEDICINA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: GUILLEN GIL VICENTE
Tribunal: BELMONTE MARTINEZ JOSE , PITA FERNÁNDEZ SALVADOR , FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ ISABEL , NAVARRO PÉREZ JORGE , PICO ALFONSO ANTONIO
Resumen de la tesis

INTRODUCCIÓN Hay acuerdo de la necesidad de realizar campañas de cribado en la retinopatía diabética (RD) y existen 2 métodos diagnósticos para detección de la RD que se consideran validados y son por un lado la exploración por medio fotografías de la retina con una cobertura de 7 campos retinianos según Airlie House y de otro lado el examen clínico con oftalmoscopia indirecta y la biomicroscopia de la retina central. La demanda de una población diabética creciente que parece exceder a la capacidad de los Servicios de Oftalmología, justifica la necesidad de realizar métodos diagnósticos más sencillos. Existen estudios parciales de Validez del Retinógrafo no midriático (R no M), pero faltan estudios globales en los que se calculen los indicadores de Validez, Utilidad clínica y Fiabilidad; en el presente estudio introducimos una metodología nueva que ayude a mejorar la toma de decisiones. El contraste de hipótesis que planteamos es si el R no M puede sustituir al método de certeza, en base a obtener una sensibilidad y especificidad mayor del 80%, unos Cocientes de Probabilidad en las categorías A o B, y una Fiabilidad sustancial o casi perfecto. OBJETIVOS Desarrollar una estrategia de exploración de la retina con cámara fotográfica, estableciendo el protocolo más sencillo con adecuados indicadores de Validez con respecto al patrón oro para detectar RD y los grados de serveridad susceptibles de derivación al oftalmólogo. Para ello comparamos cuantos campos son necesarios y si es imprescindible la midriasis. Conocer los indicadores del protocolo propuesto: 2 campos de 45º con o sin midriasis según la calidad de la retinografías. Determinar las causas de la mala calidad de las fotografías. Análisis de indicadores de gravedad de la RD que ayude a aumentar la sensibilidad del cribado. MATERIAL Y MÉTODOS Se diseña un estudio observacional transversal. Definimos como factor del estudio el R no M Topcon modelo TRC6NWS y como método de certeza se utiliza la exploración clínica de la retina con oftalmosocopio indirecto y la biomicroscopia por medio de la lente de 78 dioptrías. Hemos utilizado como criterio de evaluación una tabla de 2x2 en la cual calculamos los indicadores de Validez, Sensibilidad y Especificidad, los valores predictivos, los indicadores de Utilidad clínica, y la fiabilidad a través del índice Kappa. Esto se refleja en la construcción de árboles de decisión clínica y guías de práctica clínica. Como escala de medida hemos utilizado la clasificación de la RD de la European Field Guide. El ámbito del estudio fue el Centro de Salud Petrer 2 (Alicante), sin criterios de exclusión. El tamaño muestral fue 432 ojos de 216 pacientes diabéticos tipo 2. RESULTADOS La media de edad fue de 68,5 años. La prevalencia de ceguera legal fue del6,7% considerada por ojos, mientras que en el 1,4% era bilateral, detectamos edema macular en el 5,8% de los ojos. En cuanto a la distribución de la RD encontramos que el el 57,7% no tenian retinopatía, mientras que el resto tenian un grado varaible de retinopatía. Se detectó considerada como derivable a un nivel asistencial espacializado sólo al 14,3%.La exploración bajo midriasis farmacológica disminuye significativamente el fracaso de la técnica, en caso contrario habría que asumir entre un 15 y un 18% de pérdidas que deberían derivarse a otro nivel asistencial. Cuando realizamos el protocolo propuesto en el estudio o al menos dos campos con midriasis, podemos concluir para la detección de RD y para el diagnóstico de patología derivable, que la confirma de forma concluyente y la descarta de forma concluyente o moderada, siendo la fiabilidad casi perfecta. La adición de un tercer campo no mejora sustancialmente los indicadores de validez. Por tanto, el análisis de las fotografías de fondo de ojo en formato digital con las estrategias descritas, se puede considerar un método válido y de una fiabilidad casi perfecta respecto al método de certeza. Proponemos como prueba diagnóstica para el cribado de la RD la utilización del R no M utilizando como estrategia la aplicación del protocolo descrito consistente en dos campos de 45º sin midriasis y si la calidad de la retinografía es mala, instilar una gota de tropicamida y repetir la retinografía. Este protocolo es el más sencillo, rápido, y con bajo índice de fracasos, que logra unos Indicadores de Validez, Utilidad clínica y Fiabilidad máximos. Hay una relación estadísticamente significativa entre el tamaño pupilar y la calidad de la retinografia. La agudeza visula reducida para el diagnóstico de la maculopatía y los indicadores de gravedad analizados (tiempo de evolución de la diabetes mayor de 20 años y Hemoglobina glucosilada mayor del 10%) pueden jugar un papel orientador en los casos dudosos al obtner mayores prevalencia de RD derivable, pero no pueden ser utilizados como prueba aislada para tomar decisiones clínicas.
Materias relacionadas