PRACTICA I EFECTIVITAT DE LA CIRUGIA DE CATARACTES A BARCELONA: UNA COMPARACIO INTERNACIONAL.

Autor: ESPALLARGUES CARRERAS MIREIA
Año: 1997
Universidad: AUTONOMA DE BARCELONA
Centro de realización: DEPARTAMENTO: PEDIATRIA, OBSTETRICIA I GINECOLOGIA, I MED. PREVENTIVA PROGRAMA DE DOCTORADO: SALUT PUBLICA I METODOLOGIA DE LA INVESTIGACIO BIOMEDICA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: ALONSO CABALLERO JORDI
Tribunal: PASTOR JIMENO JOSE CARLOS , VILARDELL TARRES MIQUEL , SUNYER DEU JORDI , PEIRO MORENO SALVADOR , JOVELL FERNANDEZ ALBERT J.
Resumen de la tesis

En el año 1993 se inició el Proyecto de Evaluación de la Cirugía de Cataratas en Barcelona como parte de un estudio PORT (Patient Outcomes Research Team) internacional sobre cataratas en el que participaban Estados Unidos (EUA), Canadá y Dinamarca. El objetivo de este proyecto era evaluar los resultados de la cirugía de cataratas y su relación con las variaciones que existen en el tratamiento de éstas. El proyecto incluía una Encuesta a Oftalmólogos y un Estudio sobre la Efectividad de la Cirugía de Cataratas en una cohorte de pacientes con primera indicación. Durante el año 1994 se llevó a cabo una Encuesta postal en una muestra representativa de los Oftalmólogos de la provincia de Barcelona. Respondieron 114 oftalmólogos (70%), 89 de los cuales declararon haber realizado cirugía de cataratas durante el año anterior (140 extracciones de media). Los resultados señalan una alta utilización de pruebas preoperatorias médicas así como importantes variaciones en el uso de pruebas oftalmológicas que no tienen una efectividad demostrada. También se han evidenciado variaciones en las prácticas operatorias (volumen de cirugía ambulatoria, o la técnica anestésica). Una edad superior de los oftalmólogos se asoció a una práctica tanto preoperatoria como postoperatoria más intensa, y ejercer mayoritariamente en el sector privado se asoció a una frecuencia más alta del uso de pruebas oftalmológicas no adecuadas. Todo ello pone de manifiesto la necesidad de disminuir aquellas prácticas o técnicas menos costo-efectivas en el manejo del paciente con cataratas. El objetivo principal del Estudio de la Efectividad fue evaluar el impacto de la cirugía en términos de salud y capacidad funcional percibida, además de las medidas clínicas tradicionales. Se reclutaron 218 pacientes de 50 o más años a partir de 4 centros públicos y 6 privados de la ciudad de Barcelona. Se obtuvo información clínica (por parte de los oftalmólogos) y de los propios pacientes (por teléfono). La media de edad fue de 70 años y el 60% eran mujeres. En el momento de la indicación de la cirugía, la agudeza visual (AV) media del mejor ojo fue de 0,3 y la del ojo a operar de 0,1. El 83% declaró tener "bastante o mucha" dificultad con su visión y puntuaron 64 puntos en el VF-14 (escala que va de 0 -mínima función- a 100 -máxima función-). A los 4 meses, la AV media del mejor ojo y la del ojo operado era de 0,6 y el índice VF-14 mejoró de 64 a 86 puntos. En general, un 18% de los pacientes operados presentaron alguna complicación. El porcentaje de pacientes que habían mejorado a los 4 meses de la intervención varió en función de la medida de resultado utilizada: agudeza visual del ojo operado (87%); Escala de Síntomas de Cataratas (72%); índice VF-14 (62%); SIP (38%). Las características iniciales de los pacientes asociadas con un mayor nivel de mejoría fueron: peor función visual, menor comorbilidad ocular y mejor estado de salud preoperatorio. Se comprobaron, al igual que en el estudio anterior, importantes variaciones en los procedimientos quirúrgicos (14% cirugía ambulatoria, 35% anestesia general), pero éstas no se asociaron con ninguna diferencia en los resultados. Tampoco se observaron diferencias en los resultados de la cirugía entre los pacientes del sector público y el privado. Se puede concluir que la cirugía de cataratas es efectiva en la mayoría de pacientes, y que tiene un impacto superior según indicadores más clínicos que según las medidas percibidas. Ya que la efectividad de la cirugía no parece estar relacionada con diferencias en el manejo clínico, se debería investigar y promocionar el uso de aquellas prácticas más costo-efectivas. La comparación internacional de los resultados obtenidos en los diferentes países participantes permitió observar que la práctica de la cirugía de cataratas en Barcelona es diferente de la existente en otros países. Por otro lado, se analizó la aplicabilidad internacional del índice de Función Visual VF-14, instrumento que mide la capacidad funcional visual percibida en pacientes con cataratas y que fue desarrollado específicamente por este estudio. Se ha visto que esta medida es igual de fiable, válida y sensible a los cambios que la versión original americana.
Materias relacionadas