PENSAMIENTO POLÍTICO Y REFORMA INSTITUCIONAL DURANTE LA GUERRA DE LAS COMUNIDADES DE CASTILLA (1520-1521)

Autor: JEREZ CALDERÓN JOSÉ JOAQUÍN
Año: 2004
Universidad: PONTIFICIA COMILLAS
Centro de realización: FACULTAD DE DERECHO
Centro de lectura: FACULTAD DE DERECHO
Director: AYUSO TORRES MIGUEL
Tribunal: NEGRO PAVÓN DALMACIO , GARCÍA DE ENTERRÍA Y MARTÍNEZ-CARANDE EDUARDO , VELARDE FUERTES JUAN , ESCUDERO LÓPEZ JOSÉ A. , GÓMEZ MAMPASO VALENTINA
Resumen de la tesis

La tesis, titulada "Pensamiento político y reforma institucional durante la guerra de las Comunidades de Castilla: 1520-1521", comienza analizando las causas históricas y políticas del movimiento comunero. A lo largo de sus páginas, queda claro que los comuneros echaron mano de conceptos sacados de la filosofía medieval -como el pactismo, la doctrina de la tiranía o el derecho de resistencia- con la intención de otorgar legitimidad política al movimiento; y que invocaron decididamente los postulados organicistas, buscando la unidad y coordinación de las diferentes comunidades castellanas, como partes integrantes de un mismo cuerpo político, que era el reino de Castilla. Partiendo de estos fundamentos, la finalidad última del movimiento comunero fue -como veremos- la corrección de los excesos del gobierno carolino, aunque con el paso de los meses iría adquiriendo un marcado sesgo antinobiliario: en todo caso, el levantamiento de las Comunidades no combatió la monarquía como forma política, sino las concretas directrices emanadas de quien en aquellos momentos ocupaba el trono castellano, por lo que, en definitiva, no pueden ser compartidas las acusaciones de republicanismo que sobre los rebeldes arrojaron algunos de sus contemporáneos con un claro afán de desprestigiarles. En un segundo momento, se presta una especial atención a las peticiones y propuestas de reforma institucional contenidas en los capítulos comuneros. Así, son muy sugestivas las consideraciones realizadas en torno a las Cortes de Castilla, con las que pretendían garantizar su autonomía frente a la Corona y realzar sus funciones como asamblea popular. Como también es destacable su preocupación por el correcto funcionamiento de las principales instituciones administrativas y judiciales del reino, desde el Consejo Real, Audiencias y Chancillerías hasta los regimientos y corregidores. Igualmente, incluyen notables referencias de tipo hacendístico y económico, en las que defienden un sistema fiscal protector de las clases favorecidas, al mismo tiempo que abogan por una política monetaria y comercial que entra dentro del mercantilismo. Tampoco dejan de lado los problemas que acuciaban a la Iglesia castellana, demostrando un talante renovador que estaba en consonancia con los tiempos y que nos ha llevado a indagar sobre la posible influencia del erasmismo en la revuelta comunera. Y, por último, no podía faltar algún reflejo de las controversias surgidas en la gobernación y administración de las Indias Occidentales, especialmente en relación a la condición personal de los indígenas, que preocupaba en la misma medida a teólogos y gobernantes.