Neuroimagen estructural en primeros episodios psicoticos en la adolescencia

Autor: Moreno Pardillo Dolores Mª
Año: 2003
Universidad: AUTONOMA DE MADRID
Centro de realización: Faultad de Medicina Universidad Autonoma de Madrid
Centro de lectura: Facultad de Medicina
Director: Arango Lopez Celso
Tribunal: Saiz Jeronimo , Toro Josep , Bernardo Miquel , Bobes Julio , Desco Manuel
Resumen de la tesis

INTRODUCCIÓN Aunque hay un escaso número de estudios en niños y adolescentes, existe evidencia de la presencia de alteraciones de la morfología cerebral en las psicosis de inicio en la infancia y la adolescencia. Los hallazgos se han encontrado tanto a nivel cortical como subcortical. Estudios en niños y adolescentes con esquizofrenia (Jacobsen et al., 1998; Rapoport et al., 1997; Rapoport et al., 1999; Rapoport and Inoff-Germain, 2000) señalan la disminución del volumen cerebral total, disminución del volumen de sustancia gris, ensanchamiento ventricular, así como reducción del área sagital media del tálamo y vermis cerebeloso. Parece que la pérdida de sustancia gris probablemente tiene lugar en la adolescencia (DeLisi et al., 1998; Giedd et al., 1999a; Giedd et al., 1999b; Jernigan and Tallal, 1990; Mathalon et al., 2001; Pfefferbaum et al., 1994; Rapoport et al., 1997; Sowell et al., 1999). Aunque en la adolescencia tardía y etapa adulta joven parece producirse una pérdida de sustancia gris fisiológica, esta pérdida es mayor en adolescentes con un primer episodio de esquizofrenia (Johnson, 2004). Basándonos en los estudios previos con esta población, nuestras hipótesis a priori fueron: 1) Existen diferencias volumétricas en determinadas áreas cerebrales en primeros episodios psicóticos de corta evolución 2) Las psicosis de inicio en la infancia y adolescencia tienen la misma fisiopatología que las de adultos, por lo que las alteraciones volumétricas encontradas serán similares a las publicadas en adultos. 3) Dentro del grupo de pacientes, aquellos diagnosticados de esquizofrenia presentarán reducciones mayores en el volumen de sustancia gris en comparación con el resto de pacientes con un primer episodio psicótico. Para demostrar dichas hipótesis se planteó el objetivo de cuantificar los vólumenes cerebrales en una muestra de pacientes con un primer episodio psicótico de inicio en la infancia y adolescencia, pareados en edad, género y años de estudio frente a sujetos controles. RESULTADOS El estudio es un estudio transversal comparativo entre primeros episodios psicóticos en la adolescencia de menos de seis meses de evolución y sujetos controles sanos pareados para edad, sexo y años de estudio. Se incluyeron en el estudio 38 pacientes y 47 controles sanos. La edad media de los pacientes es de 15,68 (+/- 1,662), frente a los controles cuya edad media es de 15,30 (+/-1,587) no habiendo diferencias estadísticamente significativas entre grupos. El rango de edad varía de 11 a 18 años tanto para pacientes como para controles. La media de las semanas transcurridas entre el inicio de los primeros síntomas psicóticos positivos y la realización de la resonancia es de 14,21 semanas (+/- 11,52) Los hallazgos principales del presente estudio son: 1) Un aumento del volumen de líquido cefalorraquídeo global en pacientes varones. Este líquido se ve incrementado en pacientes varones de forma localizada en los surcos frontales derechos e izquierdos, en los surcos parietales derechos e izquierdos, en los surcos del hemisferio temporal izquierdo y en el occipital derecho. 2) La sustancia gris está disminuida de forma global en los pacientes varones y de forma localizada en el frontal derecho e izquierdo, en el parietal izquierdo y derecho, en el temporal izquierdo y derecho. No se encuentra disminuida la sustancia gris occipital ni en varones ni en mujeres. CONCLUSIONES 1. Se detectó un aumento global de líquido cefalorraquídeo en los pacientes varones. 2. Se ha detectado una disminución de la sustancia gris global junto con una disminución de la sustancia gris parietal, temporal y frontal tanto en el hemisferio derecho como izquierdo en varones. 3. Estos hallazgos no se encuentran en las pacientes mujeres. 4. El estudio apunta a la existencia de un proceso degenerativo en un cerebro en evolución y los hallazgos parecen ser previos al inicio de los síntomas positivos de la psicosis. 5. Estos hallazgos apuntan a la hipótesis de un proceso de neurodesarrollo, dado que las alteraciones estructurales estarían presentes ya desde el inicio del primer episodio psicótico. 6. Los datos encontrados apuntan a que la reducción de sustancia gris de los lóbulos frontal, temporal y parietal puede ser un marcador de riesgo inespecífico para la psicosis.
Materias relacionadas