MONITORIZACIÓN AMBULATORIA DE LA PRESIÓN ARTERIAL EN LA INFANCIA EN HIJOS DE PADRES HIPERTENSOS

Autor: RAMÍREZ GÓMARA ANA ISABEL
Año: 2001
Universidad: ZARAGOZA
Centro de realización: UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: CÍA GÓMEZ PEDRO
Tribunal: BUENO SÁNCHEZ MANUEL , ÁLVAREZ ANGEL VICENTE , REDÓN MAS JOSE , PINILLA LÓPEZ DE OLIVA JOSE ANTONIO , MARIN BALLUÉ ADELA
Resumen de la tesis

Numerosos estudios han demostrado la agregación familiar de la HTA, y en la actualidad se conoce que la HTA esencial del adulto parece tener su origen ya en la edad pediátrica. La medida de la presión arterial (PA) con los métodos convencionales puede presentar dificultades de identificar a los sujetos con mayor riesgo de desarrolalr HTA. La monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA) detecta de modo más exacto y reproducible los valores de la PA, y tiene un mayor valor predictivo en relación al daño en los órganos diana, que la medida de la PA clínica. OBJETIVOS En nuestro estudio era verificar si los niños adolescentes hijos de padres con HTA esencial tenían los valores de PA sistólica (PAS) y/o diastólica (PAD), medida por el método convencional (PA clínica) o por MAPA, mayores que los valores de PA de los hijos de padres normotensos, y comprobar si ocurría desde las edades más pequeñas de los 6 años. Queríamos saber también si se perdía el descenso nocturno habitual de la PA en los hijos de padres hipertensos, y si el número de niños diagnosticados de HTA era mayor en los hijos de padres con HTA que en los hijos de padres normontesos. Para ello realizamos un estudio multicéntrico en 3 Hospitales de Zaragoza (Unidad de HTA del Hospital Clínico Universitario y Hospital Infantil Miguel Servet) y Valencia (Unidad de Nefrología Pediatríca del Hospital General Universitario) y 2 centros de Atención Primaria de Zaragoza (Delicias Sur y Bombarda). Contamos con una muestra de 105 niños/as de 6 a 18 años de edad, sanos, hijos de padres sin HTA (controles), y de 108 niños/as de 6 a 18 años de edad, sanos, hijos de padres con HTA esencial (casos). Realizamos 6 grupos de estudio: Población General o Total, población No obesa, Población obesa (aquellos casos y controles que tenían un índice de masa corporal mayor o igual del P95 para la edad y el sexo), Grupo I (6 a 10 años de edad), Grupo II (11-13 años de edad) y Grupo III (14 a 18 años de edad). A todos los niños les realizamos una historia clínica prenguntándoles por los antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares. En la exploración física anotamos el peso, la talla y el índice de masa corporal o índice de Quetelet. Les tomamos tres veces la PA clínica siguiendo las recomendaciones de la Task Force, con el manguito apropiado. Posteriormente les colocamos un aparato de MAPA "Spacelabs" 90207 y les monitorizamos la PA 24 horas, programándolo para que hiciese tomas de PA cada 20 minutos por el día (de 8 de la mañana a 22 horas) y cada 30 minutos por la noche (de las 00 horas a las 6 de la mañana). Consideramos que un niño era hipertenso cuando sus cifras de PA clínica y/o ambulatoria eran mayores del P95 según las tablas de la Task Force elaboradas por sexo, edad y talla. Aplicamos un análisis estadístico descriptivo (variables: edad, peso, talla, índice de Quetelet, peso de recién nacido) y ANOVA (variables: PAS, PAD y FC clínicas, PAS, PAD, PAM y FC ambulatorias de los períodos de 24 horas, de día y de noche, descenso nocturno de PAS y PAD), y multivariante con medidas repetidas (variables: PAS y PAD de 24 horas. Covarianzas: edad, sexo, talla, ser hijo de padres hipertensos), considerándose significativos valores de p menores de 0,5. RESULTADOS Y CONCLUSIONES Que obtuvimos fueron las siguientes: En la población estudiada, los hijos de padres hipertensos tienen los valores de presión arterial sistólilca y de presión arterial sistólica y de presión arterial distólica clínicas más altos que los hijos de padres normotensos, siendo las diferencias estadísticamente significativas. En la población estudiada, los hijos de padres hipertensos tienen los valores de presión arterial sistólica y de presión arterial distólica ambulatorias más altos que los hijos de padres normotensos. Las diferencias alcanzan significación estadística para la presión arterial sistólica cualquiera que sea el periodo considerado (24 horas, actividad y sueño). Para la presión arterial diastólica las diferencias sólo alcanzan significación estadística en los periodos de 24 horas y de actividad. Las mayores diferencias de los valores de presión arterial entre los hijos de padres hipertensos y los hijos de padres normotensos, las encontramos en la presión arterial sistólica tanto clínica como ambulatoria cualquiera que sea el periodo considerado. El número de niños y adolescentes hipertensos, tanto por clínica como por ambulatoria, es 3 veces mayor en los hijos de padres hipertensos cuando se compara con los hijos de padres normotensos. El ser hijo de padres hipertensos es el principal determinante de los valores de presión arterial sistólica clínica y ambulatoria cualquiera que sea el período considerado, cuando otros parámetros como la edad, el sexo, el peso, la talla, y el peso de recién nacido se incluyen en el estudio. El ser hijo de padres hipertensos explica el 18% de la varianza de la presión arterial sistólica clínica y el 17% de la varianza de la presión arterial sistólica ambulatoria del periodo de actividad. En ausencia de obesidad el único determinante de los valores de presión arterial sistólica clínica y ambulatoria es el de ser hijos de padres hipertensos, que explica el 19% de la varianza de la presión arterial sistólica clínica y el 21% de la varianza de la presión arterial sistólica ambulatoria de 24 horas. El ser hijo de padres hipertensos es el principal y único determinante de los valores de presión arterial diastólica clínica y ambulatoria de 24 horas y del periodo de actividad, cuando otros parámetros como la edad, sexo, el peso, la talla y el peso de recién nacido se incluyen en el estudio. El ser hijo de padres hipertensos explica el 12% de la varianza de la presión arterial diastólica, clínica y el 4% de la varianza de la presión arterial diastólica ambulatoria de 24 horas y del periodo de actividad. En nuestra población estudiada el efecto que tiene el ser hijo de padres hipertensos sobre los niveles de presión arterial sistólica clínica y ambulatoria es evidente en la segunda década de la vida. La variabilidad circadiana en los niños/as hijos de padres hipertensos es superponible a los de los niños/as hijos de padres normotensos. En la edad pediátrica al ser hijo de padres hipertensos es un determinante para el desarrollo de hipertensión arterial, por lo que debe ser tenido en cuenta en la evaluación del control rutinario de salud.
Materias relacionadas