MODELITZACIÓ DEL GRAU DE MOLÉSTIA DEL SOROLL

Autor: BARTI DOMINGO ROBERT
Año: 2000
Universidad: RAMON LLULL
Centro de realización: E.T.S. D'ENGINYERIA ELECTRÓNICA I INFORMÁTICA LA SALLE
Centro de lectura: INGENIERÍA ELECTRÓNICA E INFORMATICA
Director: MARTÍ JOSEP
Tribunal: CABEDO DANIEL , BONAVIDA ALFRED , ARNAU JOSEP , GARCÍA JESUS , GARRELL JOSEP M.
Resumen de la tesis

La contaminación acústica afecta por igual a todo el mundo. Con el aumento del nivel de vida, la sociedad demanda soluciones al creciente e imparable problema de la contaminación acústica. Las sensaciones que un sonido puede producir, depende de múltiples factores como, el nivel cultural, la procedencia geográfica, o las diferencias en la fisiología del oído. Los mapas sónicos, las mediciones de presión, etc. Tienen como objetivo principal, el conocimiento del grado de molestia a que se ve sometida la población de una determinada zona. La elevada componente subjetiva de la valoración del grado de mostia, hace que las mediciones actuales no puedan relfejar la realidad del problema. Las leyes no concretan nada en materia de contaminación acústica. Con el paso de los años, los niveles máximos permitidos se han ido reduciendo. Los vehículos automóviles pasan unas purebas de homologación oblidadas en materia de ruido. Estas medidas miden el nivel máximo de ruido (valor de pico) en unas condiciones que nada tienen que ver con la realidad cotidiana. En los posteriores controles de ruido que se hacen en la ciudad, las mediciones se hacen integrando el nivel en un intervalo de tiempo que oscila entre los 10 minutos y las 24 horas. Esta medida difiere notablemente de la que realizan los vehículos automóviles. Prueba de ésta divergencia de criterios en las condiciones en automoción, son los resultados obtenidos en las ciduades. En Barcelona, por ejemplo, mientras el nivel de ruido medio emitido por los vehículos se ha reducido 8 dBA en 10 años, el ruido en las calles se mantiene casi constante, bajando menos de 1 dBA. La densidad e tránsito era la misma en ambos casos. Las perspectivas pues son bastante negras. Los vehiculos por un lado reducen su nivel de ruido, y por otro lado esta reducción no queda reflejada en la ciudad. Las medidas actuales del nviel de presión acústica, no reflejan el grado de molestia que el ruido ocasiona. Hay que buscar otros métodos que valoren el grado de molestia percibido de manera más eficiente. En esta tesis se describen los primeros pasos encaminados a resolver el problema con la creación del índice que denominamos LS. Se ha partido de una situación bastante frecuente, el paso de vehículos por una carretera con una ligera pendiente.Partiendo de las encuestas subjetivas realizadas, se deduce mediante un análisis de regresión múltiple, cual es la expresión matemática que refleja el grado de molestia del ruido. Esta expresión es el índice LS.
Materias relacionadas