LAS TALASEMIAS EN LA BAHÍA DE CÁDIZ. ESTUDIO DE LA LESIÓN MOLECULAR

Autor: COS HOHR CARMEN DE
Año: 2003
Universidad: CADIZ
Centro de realización: FACULTAD DE MEDICINA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: GIRON GONZÁLEZ JOSE ANTONIO
Tribunal: CASTRO ROMERO JOSE MARIA DE , MILLAN NÚÑEZ-CORTES JESUS , MANGAS ROJAS ALIPIO , RODRIGUEZ FERNÁNDEZ JUAN M. , LÓPEZ FERNÁNDEZ FERNANDO J.
Resumen de la tesis

INTRODUCCIÓN Las talasemias son un grupo heterogéneo de anemias hemolíticas hereditarias caracterizadas por la disminución o ausencia de una o más cadenas de globina. El programa de diagnóstico y control de talasemias y hemoglobinopatías en la Bahía de Cádiz ha permitido durante los últimos 25 años la detección de portadores de talasemia, su estudio familiar, la realización de información y consejo genético, el control y seguimiento de grupos de riesgo. OBJETIVOS 1,- Estudio de la homogeneidad de la población eitroide como método de escrutinio. 2,- Estudio de la lesión molecular y su comportamiento clínico-biológico. 3,- Frecuencia génica de talasemias y lesiones moleculares. 4,- Evolución del equilibrio génico. ENFERMOS Y MÉTODOS Estudio poblacional en el área de Cádiz-San Fernando (226081 habitantes). Realización del estudio en dos fases: 1,- Fase de escrutinio, realizada a partir de 18422 hemogramas, que permitieron obtner los patrones de normalidad de las ecuaciones de England y Mentzer, metabolismo del hierro y estudio del receptor soluble de transferina. 2,- Fase de estudio propiamente dicho, realizada a partir de 11472 individuos, que permitieron el análisis de 69 beta talasemias, sobre las cuales se realizó el análisis de las alteraciones moleculares responsables del trastorno. 3,- A partir de los datos anteriores y de los obtenidos en años previos, valoramos el análisis del equilibrio fenotípico y génico, mediante la Ley de Hardy Weinberg. RESULTADOS 1,- Fase de escrutinio. A partir de los 18422 hemogramas antedichos, fueron detectados 299 individuos con microcitosis, de los cuales 173 correspondían a ferropenias y el resto a beta-talasemias. Con un punto de corte en 0, la ecuación de England presentó un valor predictivo positivo para el diagnóstico de beta-talasemia de 0,942, y un valor predictivo negativo de 0,826. Con un punto de corte en 13, la ecuación de Mentzer presentó unos valores predictivos positivos y negativos de 0,915 y 0,828, respectivamente. 2,- Fase de estudio: análisis de la lesión molecular. Las mutaciones que con más frecuencia inducían una beta-talasemia beta fueron IVS 1:1 (29,68%) y CD39 (32,81%) y una forma beta+ la mutación IVS 1:110 (20,31%). 3,- Estudio de equilibrio fenotípico y génico. Se comprueba la existencia de equilibrio fenotípico y génico para esta enfermedad durante los últimos 25 años en la Bahía de Cádiz. CONCLUSIONES 1,- Es posible implantar un programa de escrutinio de microcitosis con el uso del instrumental ya existente en cualquier Servicio de hematología. 2,- Con la utilización de estos métodos (Ecuaciones de England y Mentzer, RDW), la prevalencia detectada de beta talasemia es de 6 por cada 1000 habitantes en la Bahía de Cádiz. Esta cifra justifica la creación y mantenimiento de programas de este tipo y la realización de estudios similares en el resto de la provincia. 3,- La frecuencia de la talasemia beta es de 0,62% en nuestra zona. Esta frecuencia se ha mantenido estable a lo largo de los últimos 25 años, oscilando su prevalencia entre 8,4 y 6,2 los casos de talasemia por cada 1000 habitantes. 4,- La frecuencia génica ha permanecido estable a lo largo de estos años y según los datos obtenidos la población se encuentra en equilibrio génico, por lo que se esperan cambios en las frecuencias de una generación a otra. 5,- En cuanto a la lesión molecular se evidencia un predominio (3:1) de las formas con ausencia de síntesis de cadena beta (beta 0) frente a las que presentan disminución de la misma (beta +) lo que significa que los casos homocigotos presentarán mayor gravedad, justificando este tipo de protocolos diagnósticos. 6,- La lesión molecular más frecuente es la correspondiente a la CD 39 (32,81%), seguido de las mutaciones localizadas en el intrón 1 (IVS 1:1 e IVS 1:110). Los estudios moleculares son la base para realizar un adecuado consejo genético que debe abarcar no solo la información, sino también la realización de estudios prenatales con el fin de evitar el nacimiento de niños con talasemia mayor o intermedia.
Materias relacionadas