LA INTERLEUCINA-6 SECRETADA POR LAS CÉLULAS DE KUPFFER ES LA RESPONSABLE DE LA INICIACIÓN DEL PROCESO DE REGENERACIÓN HEPÁTICA POST-HEPATECTOMÍA PARCIAL EN UN MODELO ANIMAL EXPERIMENTAL

Autor: ALDEGUER MANTE XAVIER
Año: 2003
Universidad: AUTONOMA DE BARCELONA
Centro de realización: ESCUELA DE POSTGRADO
Centro de lectura: MEDICINA
Director: GASSULL DURÓ MIQUEL ANGEL
Tribunal: COROMINAS VILARDELL AUGUST , RIMOLA CASTELLÀ ANTONI , PLANAS VILÀ RAMÓN , FERNÁNDEZ GIMENO ESTER , ACERO FERNÀNDEZ DOROTEO
Resumen de la tesis

Se requiere de la Interleucina 6 (IL-6) para la regeneración normal del hígado pero la fuente específica de este factor de crecimiento permanece desconocida. En este estudio se ha investigado si la señal se origina del macrófago hepático, la célula de Kupffer. Para realizar este estudio, se ha utilizado un modelo animal de transplante de médula ósea en ratones. Específicamente, se han reemplazado las células derivadas de lam édula ósea del receptor, incluídas, por tanto, las células de Kupffer, por las del donante con sus correspondientes características genotípicas. Los receptores, en este caso, eran ratones deficientes genéticamente en su capacidad de producción de IL-6, ratones knockout IL-6 (KO IL-6), i en los que había quedado plenamente demostrado en la literatura que eran incapaces de tener regeneración hepática normal. Estos ratones se irradiaban con una dosis letal conocida de 1000 RADs y se rescataban con el transplante de médula ósea de ratones de la misma cepa pero genéticamente normales (IL -6 +/+), es decir con capacidad de producción de IL-6. De esta menera, se pretende la creación de un animal quimera, en el que la única fuente de IL-6 proviniera de sus células derivadas de la médula ósea. Se tranplantaban un total de 10 7 células. Inversamente, se hacía el mismo procedimiento con el transplante de células de animales KO a animales genotípicamente normales. El éxito del injerto, se demostraba inicialmente con la supervivencia del animal más allá de 6 semanas. La comprobación experimental de este injerto se hacía inicialmente con la demostración del fragmento SRY del cromosoma Y en los hígados de animales hembra que se habían transplantado células de animales macho. Posteriormente, se objetivaba la expresión in situ de IL-6 por parte de las células de Kupffer en los animales receptores KO y la producción de IL-6 por parte de los esplenocitos de estos animales después de la estimulación con lipopolisacáridos. El aislamiento de las células de Kupffer en animales hembra KO transplantado con médula ósea de macho IL-6 +/+ demostró la presencia del locus SRY y de la IL-6 en estas células mientras que en los aislados de estas células en los animales macho que han recibido médula ósea de los animales hembra se observan las señales del alelo interrumpido de IL-6 que identifica las células del animal KO y no se encuentra el fragmento SRY. La substitución de estas células en animales KO con el transplante de médula ósea de animales IL-6 +/+ restaura la capacidad de respuesta regenerativa después de hepatectomía parcial tal como se indica por la activación de la señal de transducción y activador dela transcripción 3 (STAT-3) y la replicación del ADN hepatocitario. Por el contrario, la substitución completa de las células de animal KO inhibía significativamente la regeneración ehepática y la administración de IL-6 endovenosa restituía su capacidad regenerativa. Finalmente, para demostrar que de las células derivadas de la médula ósea, las únicas realmente necesarias para permitir que la regeneración hepática se llevara a término se evaluó la regeneración hepática post-hepatectomía parcial en aniamles SCID y Rag-1 KO (faltos de linfocitos T y B) y SCID-beige (faltos de linfoctios T, B y células Natural Killer). Previamente a la realización del experimento, se demostraba por citometría de flujo que ningún animal de estas cepas contenía una población intrahepàtica extratímica de linfocitos que reciben el nombre de linfocito T Natural Killers (NK T). La regeneración se mostraba normal en las tres cepas de animales tanto para la producción de IL-6, activación de STAT3 como por la replicación de ADN, por tanto, la presencia de la línea macrofágica era la única línea derivada de la médula ósea, la presencia de la cal era la mínima necesaria para la regeneración hepática. El conjunto de los datos aportados para este estudio demustran que las células de Kupffer a través de la expresión de IL-6 regulan la capacidad regenerativa del hepatocito.
Materias relacionadas