LA IDENTIDAD MORAL. LA GÉNESIS DE LA IDEA DE HUMANIDAD

Autor: OBIOLS SOLÀ M. DOLORS
Año: 2002
Universidad: AUTONOMA DE BARCELONA
Centro de realización: ESCUELA DE DOCTORADO Y DE FORMACIÓN CONTINUADA
Centro de lectura: FILOSOFÍA Y LETRAS
Director: CAMPS CERVERA VICTORIA
Tribunal: BOLADERAS CUCURELLA MARGARIDA , GINER DE SAN JULIÁN SALVADOR , GOMIS BOFILL CLARA , GUIU PAYÁ JORDI , RIUS SANTAMARIA MERCÉ
Resumen de la tesis

La línea temática que ocupa el contenido fundamental de esta tesis es la presentación de las visiones más significativas en materia de identidad moral i que hallamos en el hilo de la historia de las ideas. En la retrospectiva histórica que he desarrollado se muestra la evolución de una idea de humanidad cuya reconstrucción ha sido posible a través de la recuperación de tres paradigmas conceptuales: la visión del mundo griego, que se expresa a través del momento aristotélico; la visión cristiana, a través del pensamiento de San Agustín; y el periodo ilustrado desde la filosofía de kant. La clave interpretativa para abordar el pensamiento de los autores mencionados constituye un enfoque analítico dirigido a los conceptos relevantes que componen sus respectivos discursos, tanto en materia de antropología filosófica, como de pensamiento moral y social. A partir de este tipo de aproximación ha sido posible el reestablecimiento del nexo, siempre subyacente, entre la teoría antropológica, y la filosofía moral y social. Por ello, los distintos conceptos de naturaleza humana que nos descubren las fases claves de la historia de la filosofía aparecen en estrecho vínculo con los valores que prescriben el marco de la legitimidad moral. Este retrato antropológico es, a su vez, concordante con los elementos que definen el fundamento de lo social en cada periodo histórico. La reflexión sobre la estructura del ser la naturaleza de las relaciones sociales, es la que permite dilucidar la génesis y la evolución en el contenido conceptual de la idea de humanidad. He mostrado en esta tesis que el pensamiento de cada uno de los autores antes mencionados constituye, respectivamente, un paradigma conceptual. Se trata, tanto en el modelo aritotélico, como en el agustiniano, como en el mismo modelo kantiano de un discurso sobre la realidad del ser humano en el que confluyen los presupuestos antropológicos, éticos y sociales. El repaso por la coherencia de los resultados de estas tres formas de pensamiento constituye la única fórmula que nos permite, hoy, reelaborar una definición de los contenidos que conforman el carácter de nuestra humanidad.
Materias relacionadas