INFLUENCIA DEL CONSUMO DE CARNE DE PORCINO FRENTE A LA DE VACUNO EN EL PERFIL LIPIDICO DE SUJETOS SANOS

Autor: RUBIO GARCIA JOSE ANTONIO
Año: 2000
Universidad: COMPLUTENSE DE MADRID
Centro de realización: MEDICINA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: RUBIO HERRERA MIGUEL ANGEL
Tribunal: NARAZER PALLARDO JUAN PEDRO , HERNANDEZ GARCIA AMALIA , BARCELO LUCERNA BALBINO , FALLARDO SANCHEZ LUIS FELIPE , GOMEZ PEREZ MARIO
Resumen de la tesis

El objetivo de este estudio es analizar la influencia del consumo de dos tipos de carne roja magra (porcino vs vacuno) en el perfil lipidico de sujetos sanos. 44 sujetos, 22 varones y 22 mujeres, de edad 22,4(1,9) y 23,8(4,6) años y con normopeso, que realizaban una alimentación con un patrón típico al de nuestra dieta habitual: 43,2% de grasa total, 13,3% de grasa saturada y 400 mg de colesterol al día, participaron en un estudio de intervencion dietetica con una alimentación restringida en grasa saturada (300 mg/dia, siguiendo los criterios de la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA). El diseño del estudio fue cruzado y aleatorizado, de 6 semanas de duracción por intervención, con fase de lavado de 5 semanas. En cada periodo de itervención se consumió diariamente bien carne magra de cerdo o de ternera en la comida principal, realizando la comida principal (almuerzo) en el Hospital. Se determinó el patrón lipidico: colesterol total, triglicéridos, c-LDL, c-HDL y apo A-I y apo B durante cada una de los periodos de intervención y de lavado. Como variables de control sobre la intervención se empleó: analisis bromatológico de la carne y menús empleados y análisis de los registros alimentarios. Se realizó estudio estadístico mediante análisis de varianza multivariante y comparación de medias independientes y para datos apareados (t-Student). El principal resultado de nuestro estudio es que ambas intervenciones, consumo de carne magro de vacuno y de porcino no muestra diferencias significativas en el perfil lipídico, y que el consumo de ambas, dentro de las recomendaciones de la SEA fue eficaz en reducir las concentraciones de colesterol total (-4,5%) y de c-LDL (-5,5%). En nuestro estudio concluimos que el consumo de carne de cerdo y de ternera produce efectos similares sobre el perfil lipídoco en sujetos sanos, y que globalmente la administración de carnes rojas magras, cerdo y ternera, aquí evaluadas se pueden incluir libremente en pautas alimentarias que precisen un control de grasa saturada y de colesterol
Materias relacionadas