EVALUACIÓN DE LA EXPERIENCIA CLÍNICA DE 25 AÑOS DE TRATAMIENTO DEL HIPERTIROIDISMO

Autor: MANCHA DOBLAS ISABEL
Año: 2003
Universidad: MALAGA
Centro de realización: FACULTAD MEDICINA MALAGA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: MORELL OCAÑA MIGUEL
Tribunal: ESCOLAR CASTELLON JOSÉ LUIS , GÓMEZ HUELGAS RICARDO , AGULAR DIOSDADO MANUEL , FERNÁNDEZ SOTO Mª LUISA , PINZON MARTÍN JOSÉ LUIS
Resumen de la tesis

OBJETIVO: Tesis clínica cuyo objetivo principal ha sido la validación de la práctica clínica en el síndorme de tirotoxicosis, estudiar las actitudes terapéuticas, y el resultado de los tratamientos aplicados, con objeto de aprender de los aciertos y errores y mejorar la práctica clínica del futuro. PACIENTES: Estudio de "cohortes" retrospectivo, basado en una serie de 463 pacientes diagnosticados de tirotoxicosis entre 1971 y 1996 en Endocrinología del Hospital Regional de Málaga. RESUMEN DE RESULTADOS Y CONCLUSIONES: La distribución de patologías causantes de tirotoxicosis en nuestra serie es semejante a las referencias europeas de zonas yododeficientes, a saber, 63,5% de enfermedad de Graves, 18,3% de bocio multinodular tóxico, 13,2% de adenoma tóxico y 5% de tirotoxicosis por amiodarona. El material encontrado en las historias clínicas ha sido suficiente como par establecer un perfil clínico de los pacientes con tirotoxicosis. Dicho perfil clínico se ajusta globalmente a los datos de la literatura, lo que constituye en sí una validación de la calidad de las historias. El 15,6% de los pacientes con tirotoxicosis presentan fibrilación auricular, siendo su distribución significativamente diferente en función del diagnóstico. La edad del paciente, más que el grado de hiperfunción, es el factor esencial en su desarrollo. En el 78% de los pacientes con enfermedad de Graves se utiliza tratamiento antitiroideo de primera elección, mientras que el 14% y el 8% restante recibe tratamiento con I-131 o con cirugía respectivamente. Las cifras son similares a las referencias europeas, aunque denotan mayor frecuencia de empleo relativo de cirugía. Las tendencias terapéuticas en nuestra serie se han ido modificando en el transcursode los 25 años que incluye la revisión, a favor de un incremento de empleo de radioyodo, con un descenso progresivo del tratamiento quirúrgico, en todos los grupos diagnósticos. Los resultados del tratamiento antitiroideo en la enfermedad de Graves son poco espectaculares, con una tasa de reacída del 70% tras la suspensióndel mismo. Los factores clínicos, tales como la voluminosidad tiroidea, la severidad inicial del hipertiroidismo y, fundamentalmente, la autoinmunidad persistente, siguen siendo los principales predictores del resultado de la terapia, y deberían ser utlizados con tal fin para intentar seleccionar los mejores candidatos al tratamiento. La edad del paciente, y en un segundo término, el tamaño tiroideo, han sido los factores claves a la hora de elegir uno u otro tratamiento ablativo, o sea, yodoterapia o cirugía, tanto en la patología nodular tóxica como en la enfermedad de Graves. En la enfermedad de Graves, la coexistencia de oftalmopatía infiltrativa no ha modificado la actitud terapéutica, pero sí lo ha hecho la presencia de fibrilación auricular. Las dosis de I-131 empleados en la patología nodular tóxica son discretamente inferiores a las recomendadas en la literatura. En la patología nodular tóxica no hemos podido encontrar un modelo que explique satisfactoriamente el resultado de la yodoterapia. En la enfermedad de Graves, sin embargo, los resultados del tratamiento con I-131 dependen principalmente de la situación inmunológica previa al tratamiento. Los resultados de la cirugía son similares en la patología nodular tóxica y en la enfermedad de Graves, con cifras de resolución del hipertiroidismo superiores al 95%, con una prevalencia de complicaciones inferior al 6%.
Materias relacionadas