ESTUDIO PETROLÓGICO, GEOQUÍMICO Y ESTRUCTURAL DE LA SERIE VOLCÁNICA SUBMARINA DEL COMPLEJO BASAL DE FUERTEVENTURA (ISLAS CANARIAS).

Autor: GUTIERREZ GONZALEZ MARGARITA
Año: 1999
Universidad: LA LAGUNA
Centro de realización: FACULTAD CC BIOLOGICAS
Centro de lectura: FARMACIA
Director: CASILLAS RUIZ RAMÓN
Tribunal: COELLO ARMENTA JUAN , SOLER JAVAYOLES VICENTE , PEINADO MORENO MERCEDES , GIMENO TORRENTE DOMINGO , AHIJADO QUINTILLÁN AGUSTINA
Resumen de la tesis

Dentro del Complejo Basal de Fuerteventura, en el área de afloramiento de rocas consideradas anteriormente de origen submarino, se han identificado y cartografiado tres grandes unidades litoestratigráficas: el Grupo Volcánico Submarino(GVS), que representa el estadio de construcción subacuática de la isla, el Grupo Volcánico de Transición (GTV), que marca el tránsito hacia el crecimiento subaéreo y el Grupo Volcánico Subaéreo(GVSA), que debe de corresponderse con los niveles más bajos de los Edificios Subaéreos Central y/o Septrentional Inferior definidos en la isla. Todo el estadio de crecimiento submarino de la isla de Fuerteventura debió de desarrollarse en un periodo de tiempo relativamente corto, localizado en el Oligoceno Medio-Superior. Durante este periodo predomina la actividad magmática de naturaleza basáltica, con episodios esporádicos de actividad fonolítica. Todo el crecimiento submarino de la isla parece desarrollarse en aguas relativamente someras. La resedimentación de los materiales depositados en los flancos de los edificios submarinos construidos, a través de flujos gravitatorios en masa, favorecidos probablemente por la existencia de inestabilidades sísmicas y tectónicas en la cuenca, conduce a la formación de abundantes depósitos volcanogénicos que se disponen en abanicos alrededor de estos edificios. Dentro de este grupo y desde el punto de vista geoquímico y petrográfico se han diferenciado dos series: una serie ultraacalina y una serie fuermente alcalina. Las rocas volcánicas que construyen el Grupo Volcánico de Transición(GVT) marcan el tránsito hacia el vulcanismo subaéreo, que se produciría en el Oligoceno Superior-Mioceno Inferior. En los primeros momentos de construcción subaéreo, se producen erupciones sálicas altamante explosivas, acompañadas de un vulcanismo basáltico con emisión de coladas en ambiente somero. La acción del oleaje y de los corrientes marinas en las zonas costeras conduce a la formación de playas conglomeráticas. Esta isla emergente es el lugar ideal para el desarrollo de arrecifes coralinos, que son parcialmente destruidos en periodos de tormentas o de inestabilidad sísmica del edificio. Todo este conjunto de rocas se encuentra atravesado por un importante complejo filoniano. La intrusión masiva de diques provoca un fenómeno de metamorfismo hidrotermal en facies de esquistos verdes. En la zona estudiada, se han diferenciado dos zonas metamórficas, de baja y alta temperatura dentro de estas facies. El paso de una zona a otra está marcado por la aparición de hornblenda. Los materiales estudiados han sido afectados por dos fases de deformación tectónica(D1 y D2). La primera de estas fases tendría un carácter contractivo y daría lugar a discordancias progresivas dentro del GVS. A escala regional esta fase podría estar relacionada con el choque de la placa Europea y la placa Africana. La segunda fase deducida(D2), de carácter extensional, da lugar a la formación de al menos dos grandes "semigraben arqueados", denominadas "semigraben" de Pájara y de La Oliva. En relación con la primera se formó un gran pliegue antiformal de dirección NNE-SSO, en cuyo núcleo se sitúan los afloramientos del Complejo Basal.
Materias relacionadas