ESTUDIO GEOLOGICO DE LAS MINERALIZACIONES DE Zn-Pb EN LA CALIZA DE VEGADEO. ZONA ASTUROCCIDENTAL LEONESA Y DE LOS PROCESOS HIDROTERMALES ASOCIADOS.

Autor: RIBERA URENDA FIDEL
Año: 1998
Universidad: AUTONOMA DE BARCELONA
Centro de realización:
Centro de lectura: CIENCIAS
Director: TORNOS ARROYO FERNANDO
Tribunal: JULIVERT CASAGUALDA MANUEL , ARIAS POSETO DANIEL , MELGAREJO DRAPER JOAN CARLES , SOLER GIL ALBERT , VELASCO ROLDAN FRANCISCO
Resumen de la tesis

En la Rama Sur de la Zona Asturoccidental Leonesa (ZAOL), la Formación Calizas de Vegadeo (Cántabrico Inferior-Medio) contiene numerosas mineralizaciones estratoligadas de Zn-Pb que pueden dividirse en dos grandes grupos. En la base y a diferentes alturas de la columna estratigráfica, aparecen diseminaciones en niveles estratiformes de esfalerita, galena y localmente barita reemplazando a una pirita precoz (Diseminaciones de Calizas, DM) y brechas decimétricas interestratificadas con esfalerita y galena (Brechas de Calizas, BM). Las evidencias geológicas y las relaciones isotópicas de C, O, S, Sr y Pb en ambos tipos de mineralización sugieren que el fluido mineralizante está equilibrado con la roca encajante, la fuente del azufre es sedimentaria y los metales tienen un origen cortical. Todo ello asocia a este tipo de mineralizaciones con procesos diagenéticos. Las mineralizaciones anteriores son removilizadas por un fluido en desequilibrio con la roca encajante, que provoca pequeñas reconcentraciones de esfalerita acaramelada, galena, cuarzo y calcita idiomorfa. Las características geológicas, geoquímicas e sitópicas de estas Removilizaciones de Muro las asocia con fluidos hidrotermales de afinidad metamórfica, producidos probablemente durante el hercínico. El tercer grupo de mineralizaciones se localiza en los niveles superiores de la FOrmación Vegadeo, a lo largo del contacto entre ésta y las pizarras de la Serie de los Cabos, en zonas afectadas por una dolomitización precedente secundaria de ámbito geológico más amplio (Mineralizaciones del Techo). Dicho grupo es el más importante tanto en reservas probables como en ley de ZnPb y es posible discriminar en él tres estilos de minieralización: La Mineralización Silícea (MS) es la de mayor extensión regional. Consiste en un reemplazamiento métrico a lo largo de más de 40 kilómetros de la roca de caja por diversas generaciones de cuarzo hidrotermal con diseminaciones o nidos de sulfuros, siguiendo el contacto entre la Caliza de Vegadeo y las pelitas suprayacentes. Lateralmente aparecen reemplazamientos métricos de una dolomitización rica en Fe, que localmente se presenta mineralizada con sulfuros y calcita, constituyendo diseminaciones o brechas (Mineralización Carbonatada, MC). Asimismo, en el sector de Ponferrada se encuentra, en la misma posición estratigráfica de la Mineralización Silícea y lateralmente a ésta, una brecha de potencia métrica y extensión hectométrica, compuesta por calcita espática, sulfuros y una matriz filosilicatada, cuyo componente mayoritario es la clorita (Brecha Clorítica, BC). La paragénesis de los diversos indicios es fundamentalmente esfalerita y galena con cantidades subordinadas de calcopirita y cantidades accesorias de pirita, sulfosales de Bi-Pb, bismutinita, tetraedrita y sulfuros de Ni-Co-As. El contenido en elementos traza de las esfaleritas y galenas permiten diferenciar los Mineralizaciones de Calizas y las del Techo. En el primer grupo, el número y la cantidad de trazas es muy baja, mientras que el segundo las contiene en variedad y cantidad, siendo especialmente abundantes el Co, Ni, Hg o Sb y en algunas muestras, el Au. Los halos de alteración geoquímica alrededor de las masas minerales son de muy poco alcance, no superando el metro. Las evidencias geológicas, así como las geoquímicas sugieren que los distintos tipos de Mineralizaciones del Techo son tardihercínicas, sincrónicas entre sí y se producen por la reacción con el carbonato de un fluido, conducido por esfuerzos de origen tectónico, que circula preferentemente a lo largo del contacto entre la roca carbonatada y los niveles pelíticos. En este modelo, los fluidos que se encuentran prácticamente en equilibrio con las pelitas reaccionan con la Fm. Vegadeo, produciéndose un reemplazamiento con sílice y una precipitación sincrónica de los sulfuros. La Mineralización Carbonatada representaría un estado intermedio dedicho proceso, mientras que la Brecha Clorítica puede relacionarse con la generación de zonas de sobrepresión durante las últimas fases de la Orogenia Hercínica. Los datos de inclusiones fluidas en calcita y cuarzo sugieren que los procesos mineralizadores tienen lugar a temperaturas cercanas a los 200 grados C, con fluidos de baja salinidad (2% peso NaCl equiv.) y acuosos (>97% H2O). La alteración isotópica en el encajante se caracteriza por una disminución sistemática en las 13C y 18O hasta valores de -4,6 y 10,5% respectivamente, debido básicamente a la infiltración de fluidos isotópicamente más ligeros que las calizas y en menor medida, al incremento de la temperatura del fluido infiltrante. La composición isotópica del azufre sugiere que la mayor parte de este elemento procede de la Mineralización de Calizas, aunque también existe una marcada contribución de azufre procedente de las pelitas. Las variaciones isotópicas del azufre en estos indicios están probablemente controladas por la relación azufre/metales de sus respectivas fuentes. Las relaciones isotópicas del plomo del conjunto de mineralizaciones se enmarcan dentro de la composición media de este elemento en el Cámbrico del Anillo Carbonatado Surhercínico (relación Pbi206/204 entre 17,824 al 17,901; relación Pb207/204 entre 15,587 a 15,641 y relación Pb208/204 entre 37,916 a 38,063) con una larga evolución crustal y una edad modelo coincidente con la edad del encajante. La similitud de estas relaciones entre las mineralizaciones diagenéticas y las hercínicas sugiere que las primeras probablemente representan la principal fuente de Pb de las segundas, sin que existan aportes significativos de Pb más radiogénico (hercínico) durante el proceso. Las mineralizaciones diagenéticas en Calizas reunen numerosas características de los yacimientos Mississippi Valley (MVT) descritos en el Anillo Surhercínico. Por su parte, las mineralizaciones del techo de la caliza de vegadeo muestra grandes similitudes con los yacimientos del subtipo Apalachiano (APT), aunque su contexto geotectónico y las evidencias geoquímicas relacionan su génesis con ambientes anquimetamórficos, de forma similar a lo que ocurre en el cercano yacimiento de Rubiales y en las mineralizaciones hercínicas de As-Au más tardías de la Rama Sur de la ZAOL.
Materias relacionadas