ESTUDIO EPIDEMIOLÓGICO DE LAS VÍAS DE TRANSMISIÓN DEL VIRUS DE LA HEPATITIS C Y SU EVOLUCIÓN CLÍNICA

Autor: MENDIZÁBAL BASAGOITI LOURDES
Año: 2002
Universidad: PAIS VASCO
Centro de realización: FACULTAD DE MEDICINA Y ODONTOLOGÍA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: CISTERNA CANCER RAMÓN
Tribunal: PRIETO PRIETO JOSÉ , GOBERNADOR SERRANO MIGUEL , ARISTEGUI FERNÁNDEZJAVIER , ORTIZ DE LEJARAZU RAUL , ARRESE ARRATIBEL ELIXABETE
Resumen de la tesis

El presente trabajo analiza las vías de transmisión del virus de la hepatitis C (VHC) y su evolución clínica en una población de 885 pacientes con anticuerpos anti-VHC del Hospital de Basurto registrados durante los años 1993-2000, y dividida en población adulta e infantil. La población adulta, a su vez, está dividida en población drogodependiente y no drogodependiente. Las variables analizadas correspondían principalmente a datos de información de riesgo que pueden justificar una infección por VHC que fueron: toxicomanía, transplante de órganos, hemodiálisis, comportamiento sexual, intervenciones quirúrgicas, estancia en país endémico, exploraciones diagnósticas o terapéuticas, tatuaje-pearcing, etc. En la población infantil, además, se recogieron datos sobre los progenitores y datos diagnósticos del niño, a través de los análisis llevados a cabo de viremia y anticuerpos a lo largo de los primeros meses de vida del niño, y observando la evolución clínica mediante la seroconversión completa o parcial. El análisis estadístico de los datos se efectuó con el paquete SPSS para Windows 7,5 2S, analizando frecuencias, tablas de contingencia, paretos y análisis factorial categórico. La población adulta drogodependiente analizada (59,7%), está formada por hombres de edad inferior a cuarenta años. En esta población la coinfección viral con el virus de la inmunodeficiencia humana y el virus de la hepatitis B es un dato relevante, descendiendo en los últimos años analizados, observando que las medidas de control de la infección han tenido su buena repercusión. Los pacientes adultos drogodependientes con hábito de consumo de alcohol presentan mayor probabilidad de desarrollar hepatocarcinoma debido a que el índice de fibrosis es superior en este grupo. La población adulta no drogodependendiente (32,11%) está representada homogéneamente respecto al sexo, con pacientes de edad superior a cuarenta años, que no tienen hábitos tóxicos. En esta población, las vías de transmisión más importantes son iatrogénica, transfusional e idiopática. En la transmisión iatrogénica, la cirugía digestiva y su exploración endoscópica son las que representan índices más elevados de la transmisión viral. En la transmisión transfusional, la coinfección con el virus de la inmunodeficiencia humana no es muy elevada, pero la coinfección con el virus de la hepatitis B puede llegar al 21,6%. En la transmisión idiopática, se observa un alto porcentaje de coinfección con el virus de la inmunodeficiencia humana, siendo estos pacientes los más jóvenes de la población adulta no drogodependiente. La transmisión vertical o materno-fetal ha supuesto un total del 8,15% de la población analizada. Si el progenitor es adicto a droga por vía parenteral aumenta el riesgo de coinfección viral, y es más probale que el hijo se coinfecte con varios virus. La seroconversión de esta población infantil a los dos años y medio de edad es del 49,15%.
Materias relacionadas