ESTUDIO DEL DESARROLLO PSICOMOTOR EN LOS NIÑOS CON SINDROME DE DOWN EN LA REGION DE MURCIA.

Autor: ESCRIBA FERNANDEZ MARCOTE ANTONIO RICARDO
Año: 1999
Universidad: MURCIA
Centro de realización:
Centro de lectura: CIENCIAS DE LA EDUCACION
Director: ARNAIZ SANCHEZ PILAR
Tribunal: ESCUDERO MUÑOZ JUAN MANUEL , PRIETO SANCHEZ M. DOLORES , LLORCA LLINARES MIGUEL , GARCIA BLANCO SAUL , LOPEZ SERRA FRANCISCO
Resumen de la tesis

La investigación que presentamos tiene por objeto constatar las características propias o diferencias significativas en el desarrollo psicomotor de los sujetos que presentan síndrome de Down y otros dos grupos de población (deficiencia mental y "normales"). El trabajo consta de una primera parte en la que se describen las características propias del síndrome de Down, destacando los problemas cerebrales, cardíacos, ortopédicos, respiratorios, visuales y auditivos, que le afectan negativamente en su posterior desarrollo evolutivo general y en su comportamiento psicomotor. Seguidamente, se hace un estudio de las conductas que integran el desarrollo psicomotor como soporte teórico del posterior estudio empírico. También se hace un recorrido en torno a las características básicas del Síndrome de Down describiendo los rasgos que mejor definen a esta población. De toda esta descripción se desprenderán pautas y principios generales para nuestro estudio y planteamiento de trabajo, para así delimitar los aspectos que influyen y determinan el desarrollo psicomotor de estos sujetos. La parte empírica consiste en aplicar el Balance Psicomotor de Vayer, para observar si aparecen diferencias significativas entre los síndromes de Down y los otros 2 grupos de población; estableciendo una comparación con los resultados obtenidos por Arnaiz (1992) en un estudio titulado: "Habilidades psicomotoras básicas en el síndrome de Down", incrementando considerablemente el número de la muestra. Visto el análisis de la varianza por déficit, se observa que los síndrome de Down obtienen los resultados más bajos de los 3 grupos de población en todas las conductas estudiadas, por lo que podemos afirmar que las conductas psicomotoras de este síndrome son inherentes a la trisomía 21, y por tanto diferentes a las características de los sujetos con deficiencia mental. Las diferencias que se han encontrado con relación a nuestro estudio confirman las que en su día obtuvo la citada investigadora.#
Materias relacionadas