ESTUDIO DE LA HOSPITALIZACIÓN EVITABLE POR CONDICIONES SENSIBLES A CUIDADOS AMBULATORIOS (ACSC) Y SUS FACTORES CONDICIONANTES EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Autor: ALBERQUILLA MENÉNDEZ-ASENJO ÁNGEL
Año: 2003
Universidad: AUTONOMA DE MADRID
Centro de realización: FACULTAD DE MEDICINA. UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID
Centro de lectura: FACULTAD DE MEDICINA
Director: OTERO PUIME ANGEL
Tribunal: CUERVAS MONS VALENTIN , MARTÍN MORENO JOSÉ Mª , MARTÍN ZURRO AMANDO , CAMINAL HOMAR JOSEFINA , GARCIA OLMOS LUIS MIGUEL
Resumen de la tesis

RESUMEN El análisis de la ocurrencia de hospitalizaciones evitables en un grupo de población por las denominadas como Condiciones Sensibles a los Cuidados Ambulatorios (Ambulatory Care Sensitive Conditions - ACSC) se ha propugnado como una metodología útil para la evaluación de la calidad y la capacidad de resolución de la atención primaria de salud. Este indicador ha despertado un gran interés durante los últimos años. Con el objetivo de conocer el comportamiento de un conjunto de indicadores derivados de las hospitalizaciones evitables por ACSC en la Comunidad de Madrid y explorar los posibles factores condicionantes se diseñó un estudio cuantitativo, transversal, observacional y de tipo ecológico. Se analizan la totalidad de hospitalizaciones acaecidas durante todo el año 2001 correspondientes a población mayor de 15 años en los centros hospitalarios públicos de agudos de la Comunidad de Madrid (320.242 episodios). A partir de los datos registrados en el Conjunto Mínimo de Datos Básicos al Alta Hospitalaria (CMBD-AH) se seleccionaron y definieron como evitables aquellos episodios en cuyo diagnóstico principal figuraba alguno de los incluidos en el listado de códigos diagnósticos de ACSC para medir la capacidad de resolución de la atención primaria seleccionado por J. Caminal como válidos para España. Con la información obtenida y conociendo el origen geográfico de los pacientes (domicilio) y el centro de hospitalización, se procedió al cálculo de los indicadores de hospitalización evitable con una doble perspectiva: a) Poblacional. b) Del centro hospitalario. Desde la perspectiva poblacional se establecieron la Tasa Ajustada de Hospitalización Evitable y la Tasa Ajustada Relativa (ajustada por frecuentación). Desde la perspectiva del hospital se manejaron la Tasa Ajustada de Hospitalización Evitable en la población atendida por cada centro y la proporción de hospitalizaciones evitables. Paralelamente y con el objeto de analizar su posible influencia en los indicadores de hospitalización evitable (variables dependientes), se elaboraron otros conjuntos de indicadores (variables independientes) seleccionados en función de lo descrito en la literatura. Utilizando el mismo criterio se agruparon de la siguiente forma: Indicadores de ámbito poblacional: - Sociodemográficos.- (Densidad de población, Renta media disponible, población sin estudios y con estudios superiores, desempleo) - Nivel de salud.- (mortalidad general, mortalidad prematura, mortalidad evitable, frecuentación hospitalaria) - Atención primaria (ratio de médicos de familia, presión asistencial, frecuentación, tasa de interconsultas) Indicadores de ámbito hospitalario: - Derivados de la actividad del centro (Índice de ocupación, índice de rotación, estancia media, presión de urgencias) - Derivados de la casuística (peso medio, índice de complejidad, índice de Charlson) Se consideraron evitables, según los criterios establecidos, el 11,05% de las hospitalizaciones. Este tipo de hospitalizaciones se incrementa mucho con la edad y presenta unas características diferenciales respecto al resto "no evitables". Así son más frecuentes en el sexo masculino, generan episodios de mayor complejidad y gravedad, y produce un mayor consumo de recursos hospitalarios. Los resultados además muestran una gran variabilidad en el comportamiento de los indicadores de hospitalización evitable en la Comunidad de Madrid tanto a nivel poblacional como entre centros hospitalarios. La tasa media de hospitalización evitable de la Comunidad resultó de 7,7 por mil habitantes. Las tasa ajustadas por edad y sexo para los distritos sanitarios presentaron un rango entre 3,0 por mil en el de Hortaleza y 19,5 en el de Parla. La tasa ajustada relativa para los mismos ámbitos también osciló entre 0,76 en Arganzuela a 1,58 en Fuenlabrada. Las tasas ajustadas de hospitalización evitable en población atendida por cada centro hospitalario también variaron entre el 1 y el 34 por mil habitantes y la proporción de hospitalizaciones por ACSC para cada centro entre 1,5% y 51,5% de los ingresos (considerando hospitales de apoyo y monográficos). De manera análoga se objetivaron también importantes diferencias en los indicadores socioeconómicos, de nivel de salud y de las características de la atención primaria entre los ámbitos territoriales considerados. Así mismo existen diferencias interhospitalarias en los indicadores de actividad y de casuística. Considerando como variables dependientes o de resultado las relativas a las hospitalizaciones evitables territoriales, los análisis estadísticos realizados encontraron correlación negativa con el nivel educativo y los ingresos económicos y positiva con la presión asistencial y frecuentación de los servicios de atención primaria. En el caso de los hospitales solamente los índices de ocupación y rotación presentan una cierta correlación inversa con la hospitalización evitable Con los modelos de regresión lineal múltiple explorados, considerando la presión asistencial de la atención primaria y el nivel de estudios de la población conseguiríamos explicar alrededor del 60% de la variabilidad observada en las tasas de hospitalización evitable entre distritos sanitarios en nuestro caso. A tenor de los resultados presentados podemos firmar que los indicadores de hospitalización evitable parecen encontrarse sometidos a la influencia de una serie de variables externas no controlables directamente por los servicios de atención primaria. En consecuencia no deben usarse como medida de la capacidad de resolución ni de la calidad de la atención primaria sin tener en cuenta una serie de factores de ajuste. Parece muy recomendable seguir profundizando en este campo para poder comprender el comportamiento de la hospitalización evitable y de los factores que la condicionan antes de su uso como indicador indirecto para la evaluación de los servicios de atención primaria. En cualquier caso resulta prioritario desarrollar los sistemas de información adecuados propios del nivel de asistencia primaria para que esta evaluación pueda efectuarse de manera directa, correcta y fiable sin necesidad de recurrir a estimaciones de carácter indirecto.
Materias relacionadas