ESTUDIO CLINICO-EPIDEMIOLOGICO DE LAS BACTERIEMIAS EN UN HOSPITAL GENERAL.

Autor: VICENTE ULL ROGELIO
Año: 1998
Universidad: VALENCIA
Centro de realización:
Centro de lectura: MEDICINA
Director: NOGUEIRA COITO JOSE MIGUEL
Tribunal: BENAGES MARTINEZ ADOLFO , EIROS BOUZA JOSE M. , CAMARENA MIÑANA JUAN JOSE , HERNANDEZ HABA JAVIER , ALCACER GARCIA FEDERICO
Resumen de la tesis

OBJETIVOS: 1. Conocer la incidencia de las bacteriemias. 2. Conocer su etiología y focos. 3. Conocer los factores clínicos, biológicos y de riesgo de los pacientes. 4. Conocer la mortalidad de las bacteriemias y que factores las determinan. MATERIAL Y METODOS: Estudio observacional, prospectivo descriptivo y analítico. Los pacientes fueron los mayores de 14 años. Se descartaron los cocos Gram positivo de urgencias si se aislaba en un hemocultivo sin factores predisponentes. Se analizó la historia clínica según el método de Feinstein. Se ubicó cada caso en los conceptos de Sepsis y sus categorías consensuados en 1992. Se utilizó la definición de tratamiento adecuado dada por Bouza y la de muerte atribuible a las bacteriemias (BMA) según Capdevila y Gómez. RESULTADOS: Se analizaron 1312 episodios de bacteriemias de los cuales el 36% fueron significativos. La incidencia fue de 13,61 por mil ingresos. El 89% fueron monomicrobianas. El 49,8% fueron Gram negativo, el 46,4% Gram positivo, el 2% anaerobios y el 2% hongos. Los patógenos más frecuentes fueron: E. coli, ECN, S.aureus, P.aeruginosa, S.pneumoniae, Enterococcus spp. y A. baumanni. Se estudiaron 427 pacientes con una edad media de 64 años. Los procesos de base fueron: diabetes mellitus (22,9%), enfermedades vasculocerebrales (15,6%), uso de corticoides (15,4%), neoplasia sólida (15%) y hematológica (7,9%) infección VIH (7,9%), neutropenia (6,6%). El 54% fueron comunitarios y el 46% nosocomiales. Los patógenos comunitarios más frecuentes fueron: E. coli, S. Pneumoniae, ECN, S. aureus, P.aeruginasa. Y los nosocomiales: ECN, S.aureus, A. baumannii, E. coli P.aeruginosa. Los focos comunitarios: Urinario (28,4%), desconocido (26%) y respiratorio (22,4%). Entre las de origen nosocomial: Desconocido (42,5%), catéter (22,6%) y respiratorio (13,7%). El 70% de los pacientes con bacteriemia nosocomial tenían un catéter o central y/o periférico y el 50% sonda vesical. El principal patógeno según foco fue: desconocido: ECN, urinario: E. coli, respiratorio: S.pneumoniae, catéter: ECN, Abdominal: E. coli, cutáneo: S.aureus. La distribución por servicios demostró 60% en servicios médicos y el 21% en UCI. El 15% de los episodios recibieron tratamiento inadecuado de los cuales el 30% fue ECN, 13% A.baumanii y el 7% Candida spp. y el 16% polimicrobianas. El 40% de los pacientes cumplían criterio de sepsis, el 50% de sepsis severa y el 10% de shock séptico. La mortalidad global fue del 26% y la atribuible del 12% (7,5% nosocomiales, 4,5% comunitarias). Los focos más frecuentes de las bacteriemias con mortalidad atribuible (BMA) fueron: desconocido seguido de respiratorio y abdominal para cualquier origen. La etiología de BMA comunitarias fue: E. coli (23,8%), S.aureus (14,2%), P.aeruginosa (14,2%) y S.pneumoniae (9,5%), entre las nosocomiales fueron: ECN (21,7%), E. coli (21,7%), A. baumonnii (15,2%) y polimicrobianas (21%). El 13,6% de los pacientes con sepsis severa y el 38% de los pacientes con shock séptico tuvieron BMA. Del estudio multivariado se dedujeron cinco factores que en orden descendente de importancia se asociaron a BMA: Shock séptico, tratamiento inadecuado, origen nosocomial, sepsis severa y foco de riesgo. CONCLUSIONES: 1. Las bacteriemias representan un porcentaje del 1,36% de los ingresos. 2. La etiología de las bacteriemias difiere en función de que su origen sea nosocomial o comunitario. En el primer caso, los microorganismos más frecuentes son cocos Gram positivo: ECN y Staphylococcus aureus. En el segundo caso Escherichia coli es el patógeno más frecuente. 3. El foco de la bacteriemia no llega a conocerse en uno de cada 3 casos. Los focos identificados difieren según el origen de las bacteriemias. El foco urinario es el más frecuente entre las comunitarias y el catéter entre las nosocomiales. 4. Las bacteriemias nosocomiales se presentan en pacientes que en su inmensa mayoría (90%) son portadores de catéteres o de sondas. Dos tercios de los pacientes con bacteriemia tuvieron al menos una enfermedad de base de riesgo para el desarrollo de la misma, siendo la diabetes mellitus (23% de los casos), la enfermedad más frecuente. .5. Las bacteriemias originan una importante morbimortalidad, que se manifestó como sepsis severa en la mitad de los casos, shock séptico en el 10% y una mortalidad global del 26% y una mortalidad atribuible del 12% de los casos. .6. La presencia de shock séptico, el uso inadecuado de antimicrobianos, el origen nosocomial de las bacteriemias, la presencia de sepsis severa y el foco respiratorio o abdominal se asocian, en orden de importancia descendente, a la mortalidad atribuible a la bacteriemia.
Materias relacionadas