ESPONDILITIS INFECCIOSA: ESTUDIO CLINICO Y VALORACIÓN DE SECUELAS FUNCIONALES

Autor: SOLIS GARCÍA DEL POZO JULIAN ELOY
Año: 2003
Universidad: AUTONOMA DE MADRID
Centro de realización: MEDICINA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: ARNALICH FERNANDEZ FRANCISCO
Tribunal: VAZQUEZ RODRIGUEZ JUAN JOSE , RODRIGUEZ ZAPATA MANUEL , MARTINEZ ALFARO ELISA , MORENA FERNANDEZ JULIO DE LA , HERRUZO CABRERA RAFAEL
Resumen de la tesis

La espondilitis infecciosa es una patología infrecuente de la que se ignoran aspectos tan importantes como la incidencia real y el pronóstico funcional en términos de discapacidad a largo plazo. En este estudio se intenta dar respuesta a estos interrogantes y se analiza la experiencia clínica de 12 años en la proviencia de Albacete, intentando averiguar las variables clínicas que se asocian a distintos grupos etiológicos para poder iniciar un tratamiento empírico correcto antes de disponer de resultados microbiológicos. En primer lugar se realiza un estudio epidemiologico de la espondilitis infecciosa del adulto en la provincia de Albacete entre los años 1990-2002. La incidencia de espondilitis infecciosa en el periodo de estudio en la provincia de Albacete ha sido de 2,42 casos/10 5 habitantes/año. La espondilitis brucela ha reducido su incidencia de forma importante den los últimos 6-7 años. La máxima incidencia se da en varones y entre la sexta y séptima década de la vida, con un pico de incidencia menor en la cuarta década. Su incidencia es mucho mayor en las comarcas de La Mancha y Centro. La incidencia de la espondilitis piógena es máxima entre los 55 y 75 años de edad, sin diferencias geográficas significativas entre las distintas zonas de la provincia de Albacete. La incidencia de tuberculosis espinal aumenta con la edad. No existen diferencias de incidencia por géneros y la zona mayor incidencia corresponde a la de La Mancha y centro. En este trabajo, se ofrecen unas tasas de incidencia mayores que las ofrecidas en otros trabajos y posiblemente más cercanas a la realidad por haberse realizado con una metodología más rigurosa. En segundo lugar se realiza un estudio descriptivo de los casos diagnósticos durante el periodo antes mencionado en la provincia de Albacete. Se han detectado 103 casos de osteomielitis vertebral que se han clasificado en brucelares (50 casos), piógenas (29 casos), tuberculosas (20 casos) y otras espondilitis (4 casos). Se realiza un estudio descriptivo general de la serie y una comparación entre los tres grupos etiológicos principales. Mediante un análisis multivariante se averiguan las características que se asocian de forma independiente con cada uno de estos grupos calculando los likelihood ratio. La espondilitis por Brucella spp se asocia con los antecedentes de exposición y un bajo porcentaje de neutrófilos en la fórmula leucocitaria. La espondilitis piógena se asocia con los antecedentes de neoplasia, tratamiento esteroideo e insuficiencia renal crónica, con una velocidad de sedimentación globular superior o igual a 60 mm/h y ausencia de síntomas constitucionales (astenia, anorexia y pérdida de peso). La espondilitis tuberculosa se asocia con los antecedentes personales de tuberculosis o contacto tuberculosos y un tiempo prolongado de evolución de los síntomas antes de la consulta. Aunque los datos obtenidos en esta segunda parte del estudio son esperables teniendo en cuenta los datos de series clínicas previamente publicadas, aquí se ha cuantificado el valro diagnóstico de distintas variables clínicas para cada grupo. Por último se ha realizado un estudio para cuantificar las secuelas funcionales empleando dos cuestionarios de discapacidad para enfermedades espinales: el Oswestry disabilitiy indez y una modificación del HAQ para espondiloartropatías. Es el primer estudio que emplea cuestionarios de discapacidad para evaluar las secuelas en la espondilitis infecciosa. Se ha podido comprobar que aunque en la cohorte de pacientes que han sufrido espondilitis hay más discapacidad que la población sana, esta diferencia no es clínicamente significativa y además la mayoría de pacientes tienen un nivel de discapacidad que podríamos considerar "normal". Se han identificado como factores pronósticos para esta discapacidad la presencia de alteración neurológica en la presentación y un tiempo de evolución de los síntomas mayor o igual a 8 semanas, así como la presencia de enfermedades de base.
Materias relacionadas