EL PAPEL DEL PARVOVIRUS B19, DE LOS VIRUS HERPES Y DE LA METALOPROTEINASA-2 Y 9 EN LA ETIOPATOGENIA DE LA ARTERITIS DE CÉLULAS GIGANTES

Autor: RODRÍGUEZ PLA ALICIA
Año: 2002
Universidad: AUTONOMA DE BARCELONA
Centro de realización: ESCUELA DE DOCTORADO Y DE FORMACIÓN CONTINUADA
Centro de lectura: MEDICINA
Director: BOSCH GIL JOSEP ANGEL
Tribunal: VILARDELL I TARRÉS MIQUEL , FONOLLOSA PLA VICENT , ARRIBAS LLORENTE JOSÉ LUIS , PUJOL I FARRIOLS RAMÓN , SALAS CAUDEVILLA ANTONIO
Resumen de la tesis

FUNDAMENTO La etiología de la arteritis de células gigantes (ACG) es desconocida y sus aspectos etiopatogénicos están poco estudiados. OBJETIVOS 1,- Estudiar la presencia de parvovirus B19 y los virus herpes en las arterias temporales positivas y negativas para la ACG. 2,- Estudiar la asociación entre la expresión de metaloproteinasa-2 (MMP-2) y 9 (MMP-9) y el resultado de la biopsia de la arteria temporal (BAT), qué células las expresan y su localización. 3,- Analizar si la presencia de estas MMP o los virus se relaciona con las alteraciones histológicas y con las variables clínico-epidemiológicas de los pacientes. 4,- Conocer cuáles son los factores predictores del resultado de la biopsia de la arteria temporal (BAT). MATERIAL Y MÉTODOS Se incluyeron todas las BAT valorables realizadas de forma consecutiva en el Hospital Universitari Vall d'Hebrón por sospecha clínica de ACG entre Enero de 1997 y Marzo del 2002. Como criterios anatomopatológicos se utilizaron los del ACR. La presencia de ADN vírico se determinó mediante reacción en cadena de la polimerasa. Se realizaron nuevas tinciones de hematoxilina-eosina, de fibras elásticas y tricrómico de Masson y tinciones de inmunohistoquímica para detectar los macrófagos CD68, la MMP-2 y la MMP-9. De las historias clínicas se obtuvieron datos clínicos y epidemiológicos. Para el ajuste multivariable se utilizó la regresión logística múltiple. RESULTADOS En el período en estudio se encontraon 147 BAT válidas, 50 (35%) positivas para ACG y 97 (66%) negativas. Se recuperó la historia clínica de 125 pacientes, 46 (36,8%) con BAT (+) y 79 (63,2%) BAT (-). No se encontró presencia de ADN de los virus estudiados en ninguna de las BAT. La MMP-9 se expresaban con más frecuencia en BAT positivas que negativas para ACB (OR=2,93 p=0,005). Para la MMP-2 la diferencia no fue significativa (p=0,08). Ambas MMP se expresaban en macrófagos de la íntima y de la media cercanos a la lámina elástica interna, en células gigantes y en células con apariencia de músculo liso de la media y de la íntima. La expresión de MMP-2 se relacionó de forma inversa con la afectación exclusiva de la adventicia (p=0,047) y de forma positiva con la fiebre (p=0,025). La MMP-9 se relacionó de forma positiva con: hiperplasia intimal (0,037), degeneración lámina elástica (0,0001), disminución de la luz (0,008), hipercolesterolemia (0,032), hiperestesia craneal (0,009). Ajustando por variables que podrían influir en el resultado de la biopsia, (edad, género, tiempo de evolución de los síntomas hasta la BAT, tratamiento previo con glucocorticoides y años de realización de la biopsia), se mantuvieron los resultados entre la expresión de MMP-2 y MMP-9. El engrosamiento de la arteria temporal, la disminución de su pulso y la pérdida de peso se asociaron de forma independiente con el resultado de la biopsia, ajustando por edad, género, días de evolución, tratamiento previo, año de realización, cefalea, hipertesia craneal, claudición mandibular, alteraciones visuales y VSG. CONCLUSIONES Ninguno de los virus estudiados parece estar implicado en la etiopatogenia de la ACG. La MMP-9, al contrario de la MMP-2, parece tener un papel en dicha etiopatogenia. La MMP-9 se asocia con hipercolesterolemia y la MMP-2 con la fiebre. El engrosamiento, la disminución de la luz de la arteria temporal y la pérdida de peso se ha encontrado asociadas a una elevada probabilidad de resultado positivo de la biopsia en los enfermos estudiados.
Materias relacionadas