CORRELACIONES CLÍNICO-BIOLÓGICAS Y CITOGENÉTICAS EN LAS LEUCEMIAS AGUDAS MIELOIDES

Autor: PÉREZ SAENZ M. ANGELES
Año: 2001
Universidad: AUTONOMA DE MADRID
Centro de realización: FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ
Centro de lectura: MEDICINA
Director: TOMAS MARTÍNEZ JOSE FRANCISCO
Tribunal: DE OYA OTEROA MANUEL , VILLEGAS MARTÍNEZ ANA , MADERO LÓPEZ LUIS , ESCUDERO SOTO ANTONIO , FERNÁNDEZ BANADA JOSÉ M.
Resumen de la tesis

El valor pronóstico independiente del cariotipo en las leucemias agudas mieloides (LAM) se conoce desde la década de los ochenta. Tras el desarrollo de las técnicas de bandeo cromosómico se evidenció que entre un 55-79% de las LAM poseían anomalías cromosómicas recurrentes, y que los pacientes mostraban diferente respuesta al tratamiento y distinta supervivencia en función del tipo de aberración presente, de la complejidad del cariotipo, de la ploidía y de la persistencia o no de metafases normales en los cariotipos patológicos. Con el fin de estudiar el impacto del cariotipo en una serie de 127 pacientes diagnosticados y tratados de LAM en una misma institución entre 1981 y 1997. Se recogieron los datos clínicos-biológicos al diagnóstico, el cariotipo en médula ósea y la evolución clínica de los mismos. En nuestra serie fueron detectadas un 53% de anomalías cromosómicas mediante citogenética convencional, que alcanzaron el 89% en los enfermos que presentaron antecedentes de quimio-radioterapia, con una distribución de las anomalías cromosómicas primarias características y similar a las descritas previamente. Cuando se analizó la respuesta al tratamiento de inducción encontramos que la presencia de anomalías en el cromosoma 5 ó 7 se correlacionó con una menor probabilidad de obtener la remisión (RC) en menores de 60 años, al asociarse las anomalías del 5 a mayor refractariedad al tratamiento. Mediante un modelo de regresión logística sólo la edad y el antecedente de radioterapia tuvieron un valor pronóstico independiente para predecir la respuesta a la inducción. Para la supervivencia libre de enfermedad, las anomalías cromosómicas que tuvieron impacto, consideradas aisladamente, fueron la t(15;17), la deleción del 5 y las anomalías del 3q. Con respecto a la supervivencia global, se confirmó el impacto de las dos primeras y la hipodiploidía. Las clasificaciones de riesgo establecidas por el Medical Research Council y el Southwest Oncology Group se mostraron válidas para predecir en nuestros pacientes la probabilidad de obtener la remisión completa y su supervivencia. Los enfermos con cariotípo normal tuvieron una supervivencia menor que aquellos con riesgo favorable pero no significativamente diferentes al resto de cariotipos alterados, lo que justifica una futura investigación sobre las alteraciones moleculares presentes en estos pacientes.
Materias relacionadas